3 Juegos Sexuales que dejarán atrás la rutina

Te traemos tres juegos sexuales para que tú y tu pareja no caigáis más en la rutina, en especial cuando se trata de los juegos previos. Sabemos que estar buscando constantemente cosas que hagan interesante su vida sexual, puede resultar tanto agotador cómo desquiciante, por ello te vamos a intentar ayudar con esa tarea.

Si no has probado nunca antes un juego sexual, esta es tu oportunidad. A medida que progresan las relaciones, puede ser fácil para las parejas que pierdan el sentido de lo lúdico en la cama, lo cual es una de las muchas razones por las que se introducen los juegos preliminares.

Los juegos sexuales ayudan a crear confianza y si se hacen bien, pueden resultar muy excitantes. Además cuando empiezas a probar juegos sexuales, empiezas a pensar más acerca de tu pareja y acerca de intentar o probar cosas nuevas.

1. El juego de los 30 segundos

Este primer juego sexual tiene por nombre “el juego de los 30 segundos”. Este juego consiste en intentar encender uno al otro con un tiempo límite de 30 segundos. Lo cual significa que necesitareis de un temporizador.

Decidir quién va primero, y luego iniciar el temporizador. A la persona que le toque tiene que utilizar los 30 segundos para tratar de dar al otro tanto placer como sea posible. Cuando pasen los 30 segundos tendréis que cambiar los papeles y reiniciar el temporizador de 30 segundos.

El receptor no está autorizado a hacer nada, simplemente a sentarse y disfrutar de ello. La gracia está en que se deben ir descubriendo a sí mismos, por lo que no está permitido dar directrices a la otra persona.

Quizás hagan varias sesiones de 30 segundos hasta que ya no quieran o necesiten más para entrar en acción. Muchas son las parejas que informan que suelen competir entre ellos con este juego intentando ganar y consiguiendo que su pareja se rinda primero.

2. Caliente y Frío

Este juego es bastante sencillo de jugar. Para ello, necesitarás cuatro alimentos dulces que sean algunos calientes y otros fríos, piensa en algunos cómo helado, sorbete de champán, miel, chocolate, etc.

A continuación, lleva a tu pareja a algún lugar privado, quítale los pantalones y luego véndale los ojos . Dile que estás de humor para un postre y que tienes algunas cosas preparadas, si se pregunta el que, a continuación, sólo dile que es una sorpresa, pero que le va a encantar.

A continuación, toma un poco de helado y empieza a darle muy lentamente sexo oral. Comenzar despacio es crucial, ya que el frío sino haría mucho contraste con la piel, después puede ir comiendo poco a poco sus parte junto a el helado.

Después puede cambiar a algo completamente diferente, algo caliente, como un poco de chocolate, esto sorprenderá a su pareja y hará que tenga una sensación totalmente distinta.

3. Tratar de no caer en la tentación

Sin duda el juego sexual más caliente que sé o he oído hablar se llama “tratar de no caer en la tentación”. Este juego lo que generará es una gran tensión sexual entre las dos personas, ya que querrás arrancarle la ropa a tu pareja pero si lo haces perderás, se trata de retrasar la gratificación y esto hace que suba la temperatura y la tensión cómo nunca.

Para jugar a este juego, no está permitido tener relaciones sexuales, pero no pienses que eso es algo malo, sino que será el factor que hará aumentar la tensión y la diversión.

Lo que lo hace divertido es tratar de atraer a su pareja a iniciar relaciones sexuales contigo, mientras que tu pareja está intentando exactamente lo mismo que tú. El perdedor es la persona que se rinde e inicia la relación sexual.

Más temas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.