Tira el dado y prueba suerte en tu sexualidad

Si estás cansado de practicar siempre los mismos juegos sexuales con tu pareja, es el momento de innovar y pensar en complementos que te ayuden a incorporar más emoción a la intimidad y a la vez, diversión. La mejor manera de romper la monotonía, el aburrimiento y arriesgarse a las nuevas emociones es jugar con un dado de posturas sexuales. Nada mejor que liberar la adrenalina probando nuevas posiciones con tu pareja que pueden cambiar el futuro de la misma y abrir nuevos horizontes en tu sexualidad.

El funcionamiento de este juego es fácil, cómodo y lógico. Basta con tirar el dado y ¡a jugar! Tienes que conformarte con la postura que te haya salido porque el azar tiene un papel muy importante es esta práctica erótica. Todas las parejas que han probado el dado en sus juegos sexuales más íntimos, han descubierto una nueva manera de compensar sus malos entendidos en la cama, de añadir algo de sal a la relación, de sentir nuevas sensaciones, de aportar alegría, dinamismo y diversión a los momentos íntimos sin pensar básicamente en el coito como única manera de conseguir el orgasmo y además, lo recomiendan.

Aunque pienses que ya te conoces todas las posturas sexuales posibles para practicar el sexo, puede ser que no estés en lo cierto. Muchas parejas se han dado cuenta que gracias al dado, pueden variar las posturas sin demasiados esfuerzos, alternando unas con otras para que éstas no sean incómodas o se sientan cansados y lo mejor, es que no puedes pensar en qué postura vas a adoptar a continuación con tu pareja porque no eres tú quien lo decide, es el dado. Una vez lo lanzas y esperas el resultado, como en el juego de oca «tiras porque te toca» y a disfrutar. Además, cuentas con una gran ventaja y es que al ser de pequeño tamaño, es fácil de llevar siempre encima de tal manera que en cualquier momento y lugar puedes dar rienda suelta al juego.

Cuando utilices este juego sexual con tu pareja es muy importante que ambos estéis totalmente abiertos a practicar todas las posturas que el dado posee para hacer de este juego un momento agradable, no crítico y comprometido. Por eso, es el momento de liberar la mente, parar el tiempo, ambientar el lugar en el que vayáis a jugar, olvidar los problemas y dejaros llevar por el ocio sexual que os espera. Una vez lo hayáis utilizado, entenderéis la esencia del juego y desearéis ponerlo en práctica más a menudo.

Con el paso del tiempo, las parejas se van conociendo más y mejor y los encuentros amorosos se vuelven más rutinarios porque van a lo seguro y rápido. Sin embargo, mantener la llama del amor y del sexo encendida es clave para la buena prosperidad de una pareja y sobre todo, de la felicidad de ambos. Si entre los dos existe la misma complicidad en los juegos y el mismo deseo de conocer nuevas maneras de desearse, de disfrutar, de darse placer mutuamente y de reconocerse de nuevo, el dado de posturas sexuales es un buen comienzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.