¿Cómo limpiar y guardar tus juguetes sexuales?

¿Cómo debemos limpiarlos?

Todos queremos tener nuestros juguetes sexuales limpios e higiénicos, y aunque no lo parezca esto es muy fácil de conseguir con los productos de limpieza y consejos adecuados.

Aunque haya personas que crean que los juguetes con un poco de agua ya se limpian, debes asegurarte de que están realmente limpios antes de volver a utilizarlos para así garantizar una higiene óptima. Si no tienes productos específicos, puedes hacer una limpieza casera a partir de agua caliente y una toalla de cocina o rodillo limpio y seco.

En el caso de que tengas algún limpiador de juguetes sexuales especializado, lo que debes de hacer es primero enjuagar rápido el juguete con agua, luego rociarlo con el limpiador, después dejar actuar este limpiador durante unos 40 segundos y después limpiar las zonas más difíciles cuidadosamente antes de enjuagarlo todo con agua tibia.

Para secarlo, utilice papel de cocina limpio y/o acelere este proceso con un toalla limpia y desinfectada. Una vez hecho esto, evitará que el polvo y las bacterias puedan acoplarse en tu juguete y además te dará una sensación de limpieza y de olor a nuevo que vale la pena.

Para limpiarlo con tranquilidad y sin preocupaciones recomendamos siempre usar un limpiador especifico para juguetes sexuales, antes de la limpieza es aconsejable retirar las baterías y cerrar su compartimento.

En ningún caso recomendamos limpiar siempre sus juguetes antes y después de su uso, una sobre limpieza no es recomendable en ningún artículo. En ningún caso, encender sus juguetes sexuales sin que estén completamente secos, no utilizar radiadores o fuentes de calor para secarlos y una vez secados no guardarlos juntos, ya que entonces la suciedad de uno se pasará al otro.

¿Cómo guardarlos?

Los juguetes sexuales, siempre y cuando sean comprados en tiendas fiables, son seguros para el uso corporal. Ahora bien, si se guardan con otros juguetes o con otros objetos, puede ser que estos pierdan sus propiedades, o se vayan desgastando/ estropeando.

Es muy importante guardar sus juguetes sexuales por separado. Por suerte, cada vez más, los juguetes sexuales vienen con sus propias bolsas y cajas especiales que hacen posible poder almacenarlos de forma individual.

Una forma sencilla y barata de guardarlos, es utilizando cajas de cartón, sobres o calcetines, para asegurar que no se tocan con ningún otro material. A pesar de esto, si te inquieta la idea de que alguien pueda ver tus juguetes sexuales, en las tiendas respectivas hay cajas con llave especiales para que así nadie pueda abrirla.

Por último, le recordamos que es lo que no tiene que hacer con sus juguetes sexuales al guardarlos:

  • No limpiar sus juguetes sexuales antes de almacenarlos
  • No almacenar todos los juguetes sexuales por separado
  • No almacenar sus juguetes todos juntos en la misma bolsa/caja
  • No permitir que sus juguetes se toquen entre sí
  • No guardar los juguetes antes de que estén completamente secos

Más temas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.